Proceso de Trabajo Potenad

 

 

 

Proceso de Trabajo Potenad



Nuestros Transformadores están específicamente diseñados para ser sometidos a  arranques directos, ya que presentan una gran consistencia mecánica.

 Está gran resistencia mecánica se consigue debido a nuestro sistema de bobinado, Bobinado Discoidal o también llamado en “Galleta”. Se consigue:

-        Una mayor disipación de la carga

-        Mayor sujeción de las Bobinas “Galleta”

Pagina Facebook - Fotografias Transformadores y Bobinados

Twitter - Síguenos: Actualizaciones Diarias  

 

 

 

 

 

Ampliación de Información del Sistema de

Bobinado de Transformadores Potenad 2009 S.L.

La sujeción mecánica de las bobinas  es realizada mediante  tacos de madera o viga de hierro, unidos a través de espárrago roscado de gran de reapriete del bobinado consiguiéndose así una mayor consistencia mecánica de la parte activa.

En nuestro sistema de fabricación,  las bobinas de los devanados de alta tensión, son de tipo discoidal con bobinas tipo disco o galleta.

 

 

Cada una de estas bobinas consta de un nº de conductores dispuestos en capas y  aisladas estas capas entre sí por papel aislante, cada bobina al terminar se “amarra” con cinta de algodón para darle consistencia mecánica y posteriormente se le da un baño de barniz y se hornean a una cierta Tª, con lo que adquieren la rigidez mecánica necesaria.

 

 

 

Cada bobina está diseñada para tener una tensión no superior a 1000 V- 1.500 V como máx. de esta forma aseguramos una mayor disipación de la carga:

 

 

 

-                  A nivel de carga eléctrica

 

-                   condiciones ambientales de Tª

 

-                   humedad

 

-                  condiciones de explotación (continua, ocasional…)

 

Dependiendo de la potencia del transformador, cada bobina dispone de un determinado nº de espiras y también se determina la sección del hilo de Cu.

 

Cada espira (cada vuelta) tiene una tensión determinada y todas las espiras que forman la columna están sometidas de forma individual a la misma tensión.

 

De forma que:

 

BOBINADO EN GALLETA: 1 capa tiene, por ejemplo, del orden de 40 – 50 espiras y en cada bobina o galleta hay 3 - 4 capas superpuestas, la tensión entre capa y capa puede ser como max. 300 V.

 

BOBINADO CONTINUO: 1 capa, dependiendo de la pot. Del transformador, puede tener entre 1000 y 2000 espiras y 2-3 capas superpuestas, siendo la tensión entre capas del orden de 12.000 V – 10.000 V.

Esto supone para el bobinado continuo bastantes limitaciones, ya que los problemas de aislamiento son mayores y este es un factor determinante para la vida útil del transformador.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias para mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Política de Cookies